TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

Se trata de un trastorno que se caracteriza por un conjunto de pensamientos y miedos no deseados (obsesiones) acompañadas de comportamientos repetitivos (compulsiones).

Se trata de un trastorno que causa un gran sufrimiento a la persona que lo padece y que interfiere en los diferentes aspectos de su vida (laboral, social, familiar...)

Cuando las personas intentan no hacer caso o detener las obsesiones, experimentan un alto grado de ansiedad y malestar, por lo que se ven "obligados" a realizar comportamientos compulsivos que traten de aliviar ese malestar emocional.

Si padeces un TOC o conoces a alguien que lo padezca, pueden aparecer sentimientos de vergüenza y de pena o tristeza, pero realizar terapia psicológica puede resultar muy eficaz.

SINTOMAS

Como hemos dicho anteriormente, el TOC se acompaña de obsesiones y compulsiones:

- Obsesiones, se trata de pensamientos, impulsos o imágenes repetitivos, intrusivos y persistentes que generan una enorme ansiedad. Estas obsesiones suelen entrometerse cuando intentas pensar o realizar otras diferentes. En muchas ocasiones, las obsesiones suelen versar sobre temas concretos: miedo a la contaminación, orden y simetría, pensamientos agresivos o de pérdida de control, pensamientos obscenos, religiosos o blasfemos...

- Compulsiones, se trata de conductas o comportamientos repetitivos que se tiene la necesidad de realizar para aliviar la angustia, ansiedad o malestar que generan las obsesiones, aunque en realidad se trata de un alivio temporal. Las compulsiones también suelen ser temáticas: lavado y limpieza, comprobación, recuento, orden...

El TOC suele comenzar en la adolescencia o en la juventud y los síntomas suelen ser progresivos y suelen variar en cuanto gravedad a lo largo de la vida.

FACTORES DE RIESGO

Existen algunos factores que pueden incrementar el riesgo de padecer un TOC:

- Acontecimientos familiares, si existen familiares que padezcan el trastorno la probabilidad de desarrollarlo será mayor

- Acontecimientos estresantes en la vida y/o traumáticos

- Otros trastornos psicológicos como la ansiedad, la depresión, adicción a sustancias...

CUANDO PEDIR AYUDA

Debemos tener en cuenta que no es lo mismo ser una persona perfeccionista a padecer un TOC. Los pensamientos que perturban a una persona que sufre TOC NO SON UNICAMENTE PREOCUPACIONES EXCESIVAS por los problemas que acontecen en la vida o por el deseo de tener las cosas ordenadas o limpias de tal o cual manera.

Cuando tus obsesiones afecten a tu calidad de vida, es el momento de acudir a un profesional de la salud mental, quién será el que determine el tratamiento más adecuado para cada paciente. Entre los tratamientos más eficaces para el TOC, me gustaría destacar los siguientes:

- Psicoterapia, en concreto la terapia cognitivo conductual ha resultado ser la más eficaz para el tratamiento de este tipo de trastorno. La técnica de exposición con prevención de respuesta ha conseguido resultados muy satisfactorios para eliminar rituales y reducir la ansiedad que producen las obsesiones.

- Medicamentos, existen algunos medicamentos psiquiátricos que pueden ayudar a controlar tanto las obsesiones como las compulsiones. Habitualmente suele probarse primero con antidepresivos, a saber:

        * Clomipramina (Anafranail)

        * Fluoxetina (Prozac)

        * Fluvoxamina

        * Paroxetina (Paxil, Pexeva)

        * Sertralina (Zoloft)

Nuestra experiencia nos ha demostrado que la terapia medicamentosa por si sola, ayuda a controlar los síntomas pero no soluciona el problema a largo plazo. Siendo la terapia psicológica, con apoyo ocasional de la farmacológica, la que mejores resultados ha obtenido en el tratamiento del TOC.

Psicología presencial en Madrid u on line desde cualquier punto del mundo.

626 12 27 72

 

C/ Martín de los Heros 82
28008 Madrid

CONTACTE CON NOSOTROS

Especialistas en Psicología Clínica y de la Salud. Psicólogos colegiados

Tratamiento de trastornos y alteraciones psicológicas, desde las que poseen una mayor tasa de prevalencia entre la población (estrés, ansiedad, tristeza, depresión, ataques de pánico, miedos y fobias….), hasta los denominados trastornos poco frecuentes o raros como pueden ser la tricotilomania, la dermatilomanía o el trastorno dismórfico corporal